Buscando
Cargando...
Por favor espere

Los bosques más bonitos de España

Bosque Secuoya Gigantes Cantabria
1 StarKid2 StarKids3 StarKids4 StarKids5 StarKids (23 votos, promedio: 4,83 Starkids de 5) Dé su VALORACIÓN
valoracionesCargando…

Aunque tenemos la percepción de que España es un país de secano –gran parte lo es claro- lo cierto es que contamos con una gran variedad de bosques en casi todas nuestras autonomías. Algunas son francamente espectaculares, como el segundo mayor hayedo de Europa tras la famosa Selva Negra de Alemania, un auténtico bosque de secuoyas –como si estuviéramos en América del norte-, fantásticos robledales, pinares o castañares. Todo un lujo para una escapada familiar en otoño.

Y aunque hay muchos, cada uno con su encanto especial, en esta ocasión nos vamos a centrar en cuatro de las magníficas joyas que tenemos en nuestro país. Tened en cuenta que no solo merece la pena visitarlos por sus bosques. Cerca siempre hay hermosos pueblos con su peculiar gastronomía y con una buena oferta de lugares donde alojarnos. Ahí va nuestra selección.

Secuoyas de Cabezón de la Sal (Cantabria)

Bosque de Secuoyas de Cabezón de la Sal

Ubicado en el municipio de Cabezón de la Sal en Cantabria, nos encontramos con un bosque único en España de 2,47 hectáreas donde predominan las secuoyas, esos gigantescos árboles típicos de la costa oeste de Norteamérica. Las secuoyas del Monte Cabezón se declararon Monumento Natural en 2003.

Es muy curioso que tengamos en España este bosque con árboles de enormes dimensiones, actualmente sobre los 40 metros pero que pueden alcanzar los 100 m, y de una longevidad de hasta 1.000 años. En 1940 se plantaron las secuoyas para tener ingresos y solucionar las necesidades de la industria maderera. Se potenció la repoblación en terrenos baldíos con especies foráneas de crecimiento, fundamentalmente Eucalyptus globulus y Pinus radiata y de forma experimental, parcelas mucho más reducidas, roble americano, castaño japonés y abeto de Douglas. En cuanto a las secuoyas se plantaron unas 800, que gracias a su rápido crecimiento -1,5 m anuales- han conformado este espectacular bosque. Por una carambola del destino decidieron no cortarlos para la industria, gracias a lo cual contamos con esta maravilla.

Para llegar a él desde Santander, cogemos la autovía A-67 hacía Torrelavega, luego la A-8 dirección Oviedo y, por último, la salida hacia Comillas. Allí encontraremos un cartel que indica el lugar de estas secuoyas gigantes y un pequeño aparcamiento donde deberemos dejar el coche.

La ruta es fácil y se tarda aproximadamente 1 hora y media, por lo que es ideal para una escapada familiar. Los alojamientos más cercanos están en Cabezón de la Sal. En esta localidad son recomendables el Jardín de Carrejo o el Hotel Valle de Cabezón de la Sal. Otra opción algo más alejada es el famoso Balneario de Puente Viesgo, perfecto para una escapada relajante.

Selva Irati (Navarra)

abetos secuoyas robles

En el mes de octubre, este impresionante hayedo abetal, que parece sacado de una novela de ciencia ficción, comienza a teñir poco a poco las hojas de sus hayas proporcionando un espectáculo de color paisajístico que no os dejará indiferentes en vuestra escapada familiar. Se trata del segundo hayedo abetal más extenso y mejor conservado de Europa, solo por detrás de la archifamosa Selva Negra de Alemania, en el que se puede disfrutar de la naturaleza en estado virgen. Se encuentra ubicado en el Pirineo navarro oriental rodeado de montañas y dispone de 16 senderos completamente balizados, aptos para todas las edades, para realizar senderismo.

Además de la impresionante flora de este bosque, en la que conviven hayas y abetos con avellanos, olmos, sauces y helechos entre otros; permite disfrutar de una variada fauna compuesta de aves como el petirrojo, los pinzones y los reyezuelos; y de especies terrestres como los zorros, jabalíes, martas y corzos cuya berrea, por cierto, resuena por todo el bosque durante el otoño.

En el interior del bosque, a 23 km de Ochagavía, se encuentra el centro “Casas de Irati”, con información y servicios de hostelería para los visitantes.

Bosque de Muniellos (Asturias)

escapada familiar a un hayedo o a un bosque

El mayor robledal de España y uno de los mejores conservados de Europa. Situado en el extremo suroccidental de Asturias, en Cangas de Narcea, ocupa una extensión de 2.695 hectáreas de terreno montuoso y arbolado. Se trata de un robledal donde predomina el roble albar, aunque abundan también los tejos, acebos,hayas y abedules. En los niveles inferiores, junto al río, aparecen fresnos, pláganos, sauces, avellanos y gran variedad de musgos y líquenes.

Desde hace varios siglos Muniellos goza de una fama que perdura hasta nuestros días. Por ejemplo, de estos bosques salió madera para la construcción de los barcos de la «Armada invencible». Pero su importancia natural es tal que en el año 2000 fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

La excursión comienza en Tablizas, el centro de recepción de la reserva de Muniellos. Hasta allí debemos acudir para iniciar la visita, recordad que hay que realizar reserva previa. En el edificio, una pequeña exposición os pondrá en antecedentes de lo que espera durante nuestra jornada en el parque. El guarda os informará de la ruta, y os dará algunos consejos . Hay dos rutas, la del río (la más bonita y fácil de realizar) y la de Fuenculebrera (más larga y difícil). Ambas tienen el mismo inicio y final, por lo que se pueden realizar en forma de anillo (recomendable). Al finalizar el paseo podemos subir a las lagunas, una visita que merece la pena.

Pero si hacemos una escapada familiar de fin de semana, por la zona hay otras muchas cosas que visitar, como el Santuario del Acebo, El Valle del Naviego o el Hayedo de Monasterio de Hermo.

El turismo rural tiene una amplia representación en la Reserva, con multitud de excelentes casas, distribuidas en todo el entorno en lugares donde la imaginación nos transporta a otras épocas. Más información

Hayedo Montejo (Madrid)

Escapada familiar al hayedo de montejo madrid

Las aproximadamente 250 hectáreas de extensión de este hayedo se ubican en la Sierra de Ayllón, al norte de la Comunidad de Madrid y pertenecen al municipio de Montejo de la Sierra. Desde 2017 está reconocido como Patrimonio de Humanidad por la UNESCO y es uno de los hayedos más estudiados por todo tipo de científicos. Entre los singulares árboles que se pueden admirar durante la visita, destaca el denominado “La Roca” que tiene más de 250 años de vida.

Para visitarlo, siempre bajo reserva, se pueden realizar tres rutas diferentes caminando. La más suave, que transcurre paralela al río Jarama; la Senda de la Ladera, que es circular y más larga; y la Senda del Mirador, que es la más bonita por las vistas que ofrece.

Las visitas, que son gratuitas, no se pueden realizar por libre, siempre son guiadas y su duración es de una hora y media aproximadamente. Las entradas se pueden conseguir online (el 50% de ellas) o presencialmente (el otro 50%) en el Centro de Información (tel. 918697058) el mismo día de la visita. Las autorizaciones se recogen una hora antes de la visita en el Centro de Información situado en la calle Real, 64 de Montejo de la Sierra.

Otros bosques y hayedos para una última escapada familiar antes del crudo invierno, los podéis ver en nuestro articulo del mes pasado.

Escrito por
Hace 2 semanas
Etiqueta: ,

Apúntate a la Newsletter

Regístrate con

Calendario de Eventos

« octubre 2019 » loading...
L M X J V S D
30
1
2
4
5
7
8
9
10
11
13
14
15
16
17
18
19
21
22
23
24
25
27
28
29
30
31
1
2
3