Buscando
Por favor espere

De pícnic cerca de Madrid con niños

picnic cerca de Madrid
1 StarKid2 StarKids3 StarKids4 StarKids5 StarKids (60 votos, promedio: 4,90 Starkids de 5) Dé su VALORACIÓN
Cargando…

¡Por fin ha llegado el buen tiempo! Y, con él, las ganas de respirar y disfrutar el aire puro (sobre todo los que vivimos en ciudades amenazadas por la contaminación). Para los niños hay pocas cosas comparables a pasar un día en el campo, jugando a sus anchas, cerca de ríos y pantanos y celebrando una comida campestre (sin horario). Es algo que nos gusta también mucho a los adultos y que, llegadas estas fechas, se convierte en casi una necesidad. Respiremos y preparemos un pícnic. Esta vez os proponemos bellos lugares acondicionados para una comida campestre, a menos de 100 kilómetros de Madrid.

Algunos consejos para un día perfecto

Ni excesivo peso ni tropezones. Son dos reglas para que todo salga bien. Nos explicamos. Las cestas de mimbre para llevar la comida para un pícnic son muy bonitas, pero pueden resultar pesadas o incómodas si el trayecto desde el coche al lugar de acampada es largo; es mejor llevar mochilas para repartir bien el peso en los hombros. Hay bolsas y también mochilas isotérmicas para que las bebidas se conserven frías (imprescindible el agua). Y en el equipaje campestre, comida ya cocinada: la popular tortilla de patata, sándwiches o bocadillos, empanadillas, croquetas, ensalada…

La segunda regla es llevar calzado adecuado y cómodo, tanto los pequeños como los mayores -atención a los resbalones; las suelas deben ser firmes). Por último, aunque el barómetro marque temperaturas altas, no está de más llevar alguna cazadora o jersey, por si acaso. Y también una gorra. Comienza la excursión.

Puente Romano y merendero de Valmaqueda

Merendero Puente romano de Valmaqueda

Fuente: Senderismo Madrid

A 79 kilómetros de la capital, y lindando con la provincia de Ávila, está el pueblo de Valmaqueda, una pequeña y curiosa localidad que merece la pena visitar y recorrer sus calles para contemplar sus edificaciones de los siglos XVIII y XIX. Allí os podéis proveer de alguna barra de pan (siempre es mejor que sea artesano). Desde Valmaqueda –se llega también bien poniendo rumbo de Madrid a Robledo de Chavela- os podéis trasladar al Puente Romano de La Mocha o de los Cinco Ojos (ambos nombres no son reales; ni es romano, ya que se cree que su origen es medieval, ni tiene cinco ojos, sino cuatro).

Antes de llegar hay una zona de parking, próxima a la del merendero o área recreativa con mesas y bancos para realizar un cómodo pícnic y una amplia explanada para tumbarse al sol y para que los niños jueguen. Bajo el puente discurre el río Cofio. Está permitido el baño y es seguro porque cubre poco. Pero quizás es pronto para meterse en sus frías aguas. Ya solo el sonido de ellas hará más agradable un paseo por la ribera y por los pinares. Un lugar recomendable para pasar un bonito día en familia y con amigos.

Pantano de Valmayor. Valdemorillo

Embalse de Valmayor cerca de Madrid con niños

Fuente: Esetena

También perteneciente a la Comunidad de Madrid, la localidad de Valdemorillo está a 40 kilómetros de la capital. Es un pueblo grande y acondicionado para el turismo y tiene monumentos interesantes y actividades de cultura y arte. Si no queréis ir cargados con la comida desde Madrid, hay varias tiendas en las que encontraréis los productos necesarios para la comida campestre. Y para llevaros a casa os recomendamos las carnes, de buenísima calidad.

La excursión para llegar al Pantano de Valmayor se puede iniciar desde allí o desde el pueblo de Colmenarejo. El pantano es apto para practicar deportes –en el Club Náutico del Canal-, pero no para el baño. No importa; recorriendo la Cañada Real de las Merinas se llega a la Fuente del Navazo, un manantial que hace años utilizaban como lavadero. Ahí si os podéis refrescar, hasta llegar, a pocos metros, a la zona acondicionada con mesas y bancos de madera. Muy cerca está la ermita de Nuestra Señora de la Soledad, con bonitas vidrieras. El paseo, con magníficos y muy diferentes paisajes, se puede continuar desde allí. Los atardeceres en esta época del año son espectaculares.

La Charca Verde. La Pedriza. Manzanares El Real

La Charca Verde

Fuente: LosK2delasKumbres

Este lugar está considerado como una de las playas de los madrileños. Para llegar a La Pedriza, en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, os tenéis que desplazar al pueblo de Manzanares El Real, a 54 kilómetros de Madrid. Podéis dejar el coche en los aparcamientos de Canto Cochino, pero hay que tener en cuenta que solo acogen 250 coches (hay que madrugar si es fin de semana).

Esta excursión hasta La Charca Verde está indicada para niños más andarines, pero, por la pista forestal desde Canto Cochino, se llega en poco más de media hora caminando. Y la sorpresa final es mayúscula para los peques: piscinas naturales y cristalinas. El baño está permitido, pero tal vez es un poco pronto para probar las frías aguas del Manzanares. Durante el paseo os acompañará el paisaje de sauces, chopos, abedules y también, al llegar, saltos de agua e improvisadas y atrayentes charcas. Disfrutaréis, sin duda, del pícnic.

Ana Ijalba

Etiqueta: , , ,

Apúntate a la Newsletter

Regístrate con

Calendario de Eventos

« octubre 2018 » loading...
L M X J V S D

Construcciones de Lego y el Cine