Madrid en familia: Tres destinos cercanos para escapar de la rutina

Ideales para el comienzo de la primavera

2496
actividades familiares

Sí, ya hemos entrado en la tan deseada primavera, preámbulo de las vacaciones de Semana Santa que este año tendrá sus fechas a principios del mes de abril. No hay nada mejor forma de escapar de la monotonía del frío invierno (con sus limitaciones por culpa de su desapacible meteorología) que lanzándonos en familia a realizar mini escapadas cercanas de un día. Quién sabe si no será también la opción de los próximos días de vacaciones ya anunciados.

Salir de la rutina y disfrutar de un tiempo en familia es una de las mejores maneras de renovar energías, creando recuerdos inolvidables. Te proponemos tres destinos cercanos a Madrid que te permitirán desconectar de la capital y disfrutar de la naturaleza, la cultura y la gastronomía en familia.

Aventuras en la naturaleza y recorridos medievales

Los bosques de Valsaín, situados en el valle de Valsaín en la Sierra de Guadarrama, son un espacio natural privilegiado para desconectar de la rutina y disfrutar de la naturaleza en familia. A tan solo 53 km de la Madrid, son una excelente opción para salir de la rutina con los peques, rodeados de naturaleza. La ruta de senderismo que recorre el Pinar de Valsaín es una de las más populares e la zona, accesible para todos los públicos.

A lo largo del camino se pueden observar especies de animales y vegetales propias de la región, como jabalíes, nutrias, buitres negros y águilas imperiales. Los peques disfrutarán de la magia y el encanto del bosque perdido, a través de esta ruta para todos los públicos.

También podéis disfrutar de la ruta de senderismo de la Boca del Asno en Segovia. Donde el río Eresma pasa por la falda de Guadarrama hacia La Granja, un paisaje único que nos recuerda épocas antiguas de reyes y súbditos. Como a los niños les encantan los castillos, donde se imaginan guerras, batallas y dragones…. Precisamente, al final de la ruta de la Boca del Asno se encuentra El Castillo de Manzanares El Real, una fortaleza del gótico tardío que se encuentra entre las montañas. Este castillo es una visita cultural muy recomendable para conocer la historia de la zona y disfrutar de unas vistas impresionantes desde su torre principal.

En definitiva, tanto los bosques de Valsaín como la ruta de la Boca del Asno son dos opciones muy recomendables para disfrutar de la naturaleza en familia y conocer mejor la región de la Sierra de Guadarrama, antes de acudir al castillo.

Torreones y plazas porticadas para fantasear

destinos turísticos madrid
Foto: Ayto. Torrelodones

A poco más de una hora de Madrid se encuentra Tembleque. Un hermoso pueblo manchego que, ofrece atractivos turísticos que pueden ser disfrutados en familia.

Tembleque es conocido por su hermosa plaza porticada, que es una de las más impresionantes de Castilla-La Mancha. Es una de las plazas más grandes y bellas de toda Castilla-La Mancha. Con más de 30 arcos, la plaza data del siglo XVI y albergaba espectáculos taurinos y otros eventos importantes en el pasado. Los peques podrán aprender historia y arquitectura tradicional manchega, mientras recorren la antigua plaza que albergaba espectáculos taurinos en el pasado.

Pero la belleza de Tembleque no se limita a la plaza. El pueblo cuenta con numerosas casas encaladas que le dan un aspecto muy característico y singular. Uno de los edificios más emblemáticos del lugar es la Casa de las Torres, que recibe su nombre debido a las torres que se encuentran en su parte delantera. Este edificio, que data del siglo XVIII, es uno de los más antiguos y mejor conservados de la zona y es un excelente ejemplo de la arquitectura manchega. Además de todo esto, dentro de la Casa de las Torres, en el torreón, se realizan diferentes eventos y festejos para el disfrute de los visitantes, especialmente de los más pequeños. Durante todo el año, se organizan actividades culturales y deportivas para el disfrute de sus visitantes, ¡hasta de los más pequeños!

Descubre Pastrana, la villa llena de secretos y misterios.

Foto: Svetla Yovcheva

Es un destino perfecto para una escapada de día con los niños. Aprenderán historia y cultura mientras disfrutan del encanto de una villa llena de secretos y leyendas. Pastrana, una villa monumental y aristocrática en la provincia de Guadalajara, a una hora en coche desde Madrid.

Pero eso no es todo lo que ofrece esta villa. En su casco urbano, bien preservado, encontrarás importantes conventos, museos, edificios históricos y el palacio. Un lugar lleno de inspiración para los amantes de la literatura, un buen sitio donde contarles historias a tus hijos.

En su Palacio Ducal, la famosa Princesa de Éboli pasó sus últimos años de encierro, por orden del rey Felipe II, lo que lo convierte en un lugar lleno de historia y misterio. En su interior, conserva la sala con la reja desde la que la princesa solo podía asomarse una hora al día. La visita a este lugar es imprescindible para conocer la historia de la princesa y su relación con la corte del rey.

Todo esto lo podréis vivir en directo gracias a la oficina de turismo de Pastrana, que ofrece a sus visitantes la oportunidad de hacer visitas por varios museos y monumentos emblemáticos de la villa. Las próximas citas programadas para conocer su centro histórico y el Palacio Ducal serán los sábados 8, 15, 22 y 29 de abril, al precio de 10€ por persona. Sin embargo, si solo queréis que os guíen por este último, está abierto al público de lunes a viernes a las 12:30 y 16:30 (grupo mínimo por la tarde de 4 personas), los sábados a las 12:00, 13:00, 16:00 y 17:30 y los domingos a las 12:00 y 13:00. El precio es de 4€. Podéis reservar vuestra visita en el email: [email protected].  

Os gustará finalizar el día y la visita a Pastrana, paseando por el centro histórico de su casco urbano (si no habéis elegido la visita guiada). Caminando en familia entre sus calles con edificios empedrados, atravesar sus plazas y jardines disfrutando de un ambiente relajado y tranquilo.