Un recorrido fascinante: ‘Las Hoces de Segovia”

396
Hoces de Segovia

Quien no ha estado en el nordeste de Segovia, especialmente en las Hoces del Duratón no sabe lo que se pierde. Recuerdo haberlo surcado hace unos cuantos años en una lancha neumática, tipo zodiac pero en cutre, y en un paisaje hermosísimo donde el río Duratón transcurre entre impresionantes gargantas y desfiladeros y donde, los curiosos y enormes buitres, nos daban pasadas para ver quien se adentraba en su territorio. Fascinante este prodigio de la naturaleza castellana, quizás un poco desconocido. Nadie queda indiferente al visitar el Parque Natural de las Hoces del río Duratón, al nordeste de la provincia de Segovia y muy cerca de las localidades de Sepúlveda y Pedraza, a unos 139 kilómetros de Madrid.

La mejor forma de surcar las aguas del embalse de Burgomillodo –donde desemboca el río Duratón- es por agua. Hacerlo a bordo de una piragua es todo un placer para la vista y una fantástica actividad para disfrutar de uno de los parajes más insólitos de Castilla y León con la experiencia que proponen en Situral. Se parte del puente a la altura del pueblo de Villaseca, siempre con la supervisión de especialistas en este deporte. Las embarcaciones, en Kayaks Cruiser II son muy seguras y todos los miembros de la familia –están adaptadas a distintos niveles- pueden participar de la actividad.

Segovia apuesta por promocionar esta zona

La Diputación de Segovia ha puesto en marcha un acertado y ambicioso Plan de Sostenibilidad Turística para potenciar la zona Nordeste de la provincia. El proyecto, denominado como ‘Hoces de Segovia’, pretende mostrar a los visitantes con un entorno natural único en el que cautivar sus cinco sentidos, y en el que se articulan una serie de rutas senderistas, cicloturísticas y de equitación que unen las Hoces del Río Duratón, con las Hoces del Río Riaza.

Además, pone en valor las potencialidades que ofrecen pueblos como Sepúlveda, Sebúlcor, Maderuelo y Riaza, y algunos de ellos figuran entre los pueblos más bonitos de España, por su insólita belleza y singularidad. Tres de los grandes núcleos de la región, no sólo por tamaño y población, sino también por cantidad de patrimonio, recursos culturales y oferta gastronómica.

Oportunidad de hacer astroturismo

Si queremos deslumbrar a los peques, no hay mejor manera que realizar actividades relacionadas con los astros. Es algo que les fascina. ‘Hoces de Segovia’ también trata de consolidar su apuesta por el astroturismo como un producto atractivo. Actualmente hay 6 empresas dedicadas a esta actividad en la provincia y 5 miradores certificados por la Fundación Starlight. Fundación que, tras aprobar la pertinente auditoría, va a certificar todo el Nordeste de la provincia de Segovia como ‘Destino Starlight’, lo que supondrá un aumento del interés por la zona.

Una zona increíble para hacer geoturismo

El geoturismo es otra de las grandes bazas que quiere jugar este proyecto. El extenso patrimonio geológico de la región es aval suficiente para trabajar en nuevas alternativas turísticas más sostenibles e innovadoras que ayuden a la desestacionalización del turismo. En esa vía, la Comunidad de Castilla y León está trabajando en propuestas como una gymkana en la que se podrá recorrer 10 lugares de interés geológico a través de realidad aumentada. A través de esta última y de la realidad virtual, también se está trabajando en experiencias inmersivas para ‘viajar’ en el tiempo y visitar yacimientos arqueológicos para comprender su valor geológico y promover la educación ambiental.

Es una buena opción para realizar un turismo diferente, desestacionalizado, con actividades para todos los segmentos de edad y capacidad, y conocer pueblos donde parece que el tiempo no ha pasado y que nos permitirá recorrer sus secretos y probar una gastronomía con su propia identidad.