Buscando
Por favor espere

Piscinas de agua salada para su primer gran baño

piscinas de agua salada
1 StarKid2 StarKids3 StarKids4 StarKids5 StarKids (49 votos, promedio: 4,33 Starkids de 5) De su VALORACIÓN a este sitio
Cargando…

Ana Ijalba

No hay que trasladarse al Mar Muerto para disfrutar de los baños de agua salada con propiedades terapéuticas y las mejores condiciones de flotación para aprender a nadar. Los peques que se inicien en el nado cuentan ya en nuestra geografía con piscinas y lagos de agua salada que les facilitarán, a ellos y a sus padres, la tarea y el disfrute (también, muy importante, la seguridad). Muchas piscinas privadas o de comunidades de vecinos ya cuentan con ellas. Gracias al proceso de electrólisis, en el que solo es necesario un clorador salino que, a través de electrodos, lleve el agua a la depuradora para que actúe como desinfectante, se consigue que el mantenimiento de estas piscinas sea más rentable económicamente (menor consumo eléctrico) y menos laborioso (no hace falta cambiar el agua). Spas, gimnasios y hoteles también se apuntan a ellas. Pero hay lagos naturales, complejos turísticos en bellos parajes y algún recinto municipal que merecen una visita.

Todo ventajas en las piscinas de agua salada

El primero de los valores de este tipo de baño es la flotación. Gracias a la densidad salina, nos tranquilizamos ante las primeras brazadas y chapuzones de los niños. Claro, faltan las olas
–aunque algunas de estas piscinas cuentan con un generador que las proporciona- y no hay duda de que los baños de mar son muy saludables. Pero la opción es estupenda, la mejor para los que no se pueden trasladar a la costa o a las islas. Además, hay otras ventajas para los chiquitines y los adultos que les acompañan en su incursión en el agua. El agua salada es beneficiosa para la piel, ya que evita su sequedad, mantiene a raya el enrojecimiento de los ojos –al no utilizarse cloro-, ayuda a eliminar toxinas y mejora la circulación sanguínea. Por otro lado, actúa contra el insomnio y el estrés. Te recomendamos algunas de acceso público en el interior de la península.

Salinar de Naval (Huesca).

Este valoradísimo complejo –en 2009 fueron reconocidos sus beneficios minero-medicinales por el Departamento de Industria, Comercio y Turismo- está situado en la comarca de Somontano, a 30 kilómetros de Barbastro. El recinto cuenta con cinco piscinas; tres de poca profundidad y dos de 2 metros de profundidad. Su grado de flotación es casi similar al del Mar Muerto. El efecto de la sal, al salir del agua, tiene propiedades exfoliantes a poco que frotemos nuestra piel. Y, seguidamente, una ducha de agua dulce –instaladas en los amplios vestuarios- nos hará sentirnos relajados. Para disfrutar del descanso, hay disponibles hamacas y sillas para el sol y carpas (estas últimas de alquiler). Además de merendero para preparar un pícnic, en el restaurante Lo Salinar se ofrecen menús de diez platos primeros y diez segundos para elegir y postre. Y, por si faltaba algo, en la tienda se pueden adquirir sales de baño (y también de cocina).

El complejo está abierto todos los días, de 10:00 a 20:00 (hasta el 15 de septiembre). Precios: 7 euros/persona, 5 euros/persona en grupos de a partir de 15, y 60 euros bono para diez días por persona. Telf.: 974 99 00 57.

 

piscinas de agua salada naval

 

Poza de agua salada (Estella, Navarra).

Junto al río Ega, esta antigua playita fluvial, hoy convertida en piscina de agua salada, tiene su origen hace millones de años, cuando el mar se retiró de Navarra y se transformó en un manantial en el que la evaporación del agua lo convirtió en depósito de sales y arcillas y también minerales con efectos saludables. Se trata en realidad de un balneario natural entre montañas, en el que actualmente la protagonista es una piscina de agua salada de 30 metros cuadrados con una temperatura constante –durante todo el año- de 17º. El acceso es libre y gratuito, y sus beneficios para la salud son innumerables. Hay valientes que se meten en sus aguas durante el invierno.

Piscina Municipal de agua salada (Parla, Madrid)

A 20 kilómetros de la capital, en la zona sur de la Comunidad, en el municipio de Parla, se abrió al público la primera piscina municipal de agua salada. Se trata en realidad de una gran piscina, de 3.000 metros cúbicos, divida en tres piscinas de agua salada (una de ellas destinada específicamente para los niños y otra con un tobogán gigante). A su alrededor, hay franjas de arena de playa. Cuenta también con una zona infantil con columpios. Está abierta todos los días, de 10:00 a 21:00 C (hasta el 3 de septiembre).

Precios: 12,75 euros/adultos no empadronados en la localidad, 6,37 euros/niños de 4 a 14 años no empadronados en la localidad. Otros precios para residentes en la zona y bonos. Telf.: 678 20 79 68.

piscinas de agua salada parla

 

Piscinas Municipales de Jadraque (Guadalajara)

A 48 kilómetros de esta capital castellano-manchega y en el Valle del Henares, se encuentra la localidad de Jadraque, que hace tiempo se apuntó también a la práctica de la natación en piscinas de agua salada. Tras varias remodelaciones –en 2010, a las antiguas instalaciones agregaron los tres vasos de agua salina-, nos encontramos con un extenso recinto de 3.000 metros cuadrados. La zona ajardinada, la de juegos y el césped están en excelentes condiciones, y, desde el pasado año, 15 figuras que hacen alusión a todo lo relacionado con la natación recorren el muro del recinto y cuentan con iluminación nocturna. Las tres piscinas –una de ellas, de 45 cm de profundidad, especialmente pensada para los más pequeños- reciben elogios. Una de las tres cuenta con una silla portátil para el acceso de personas con problemas de movilidad. Además, hay otra piscina de agua dulce destinada a competiciones.

Horario. De 11:30 a 20:00. Precios. Entrada niño: 2 euros, entrada adulto: 3 euros, bono 20 baños niño: 30 euros, y bono 20 baños adulto: 40 euros. Telf.: 949 89 00 00.

Piscina Municipal de Iniesta (Cuenca)

Conocedores de los saludables beneficios de los baños de agua salada, en el Ayuntamiento de Iniesta, en la comarca conquense de La Manchuela, decidieron renovar, el pasado verano, las instalaciones de su piscina municipal agregando una salina. Se remodeló también, con piedra nueva, la zona que bordea la piscina y se amplió la red de riego del recinto. Así que los peques de la localidad y los visitantes pueden disfrutar prácticamente de su estreno. Se imparten, además, clases de natación para todas las edades.

Precios. Menores de 14 años: 1,50 euros (de lunes a sábado) y 2 euros (domingos y festivos). Mayores de 14 años: 2 euros (de lunes a sábado) y 2,50 euros (domingos y festivos). Bonos de 10 días: 15 euros. Telf.: 967 49 00 02.

Etiqueta: , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies