fbpx
Buscando
Cargando...
Por favor espere

¿Nos sorprenderá este año la floración del Valle del Jerte?

cerezo en flor Valle del Jerte
1 StarKid2 StarKids3 StarKids4 StarKids5 StarKids (30 votos, promedio: 4,77 Starkids de 5) Dé su VALORACIÓN
valoracionesCargando…

No hay una fecha determinada para la floración de los cerezos en el Valle del Jerte, un auténtico espectáculo que sorprende a los nuevos y a los veteranos. Solo hay que ver unas fotos en las que más de 1 millón y medio de estos preciados árboles florecen casi simultáneamente creando un gigantesco manto blanco.

Lo normal es a finales de marzo o en las primeras semanas de abril, pero todo depende de las condiciones climatológicas. Con las temperaturas tan suaves que estamos teniendo en febrero algunos apuestan porque este año podría adelantarse. Eso sí, desde la página oficial de la comarca www.turismovalledeljerte.com advierten que «a 25 de febrero todavía queda mucho tiempo y, posiblemente, volverá a hacer frío, por lo que es difícil que se adelante».

Fiesta del Cerezo en Flor

Se anticipe o no, lo cierto es que hay que estar muy atento para no perderse este evento de la naturaleza, ya que solo dura 10 días. Paralelamente a esta masiva floración, a partir de marzo y hasta mayo se celebra la Fiesta del Cerezo en Flor, «que trata de reflejar la vida de su comarca organizando actividades sobre su cultura, gastronomía, tradiciones y forma de vida».

Dos recorridos para el gran espectáculo.

Valle del Jerte Sierra de Gredos

Como la ventana de tiempo para poder disfrutar de esta exhibición de la naturaleza es tan corta, es conveniente organizarse y estar preparado. Reconozco que yo me lo he perdido varias veces.

Lo primero de todo es situarnos geográficamente. Está ubicado entre las estribaciones occidentales de la Sierra de Gredos y la ciudad de Plasencia, un valle por el cual discurre el río Jerte, afluente del río Alagón, tributario a su vez del Tajo.

La comarca está enclavada entre los montes de Tras la Sierra y la Sierra de Tormantos, superan los 1.000 metros de altitud. En su parte más septentrional se encuentra el pico más alto de Extremadura, el Torreón del Calvitero, con 2.401 metros de altitud.

El Valle del Jerte ha sido históricamente paso natural entre Extremadura y las tierras del Duero. Tierras de trashumancia, donde todavía se emplea el Camino Real para conducir al ganado en su viaje a los pastos de verano.

El Valle del Jerte nos invita en cada instante a descubrir las sorpresas del paisaje: el salto de la trucha que remonta la corriente, la seta jugosa que esconde el robledal, sus umbrosos senderos que serpentean la montaña y, si el tiempo nos acompaña, podremos aprovechar para nadar en sus numerosos charcos y en sus enérgicas gargantas.

Naturaleza en el Valle del Jerte

Bajo sus aguas pueden contemplarse buenos ejemplares de truchas del país (las de pintas rojas), nutrias y al incansable mirlo acuático que se sumerge en busca de comida.

La zona está repleta de alisos, fresnos y sauces, junto a almeces, encinas y robles, y los provechosos cerezos, castaños y olivos.  El río Jerte está protegido y reconocido a nivel europeo como “ZEC”, Zona de Especial Conservación, junto con el Río Alagón.

Si vamos en coche tenemos dos opciones para disfrutar del hermoso show que nos ofrecen los cerezos. Hay un recorrido circular, de unos 50 kilómetros de longitud, que pasa por Valdastillas, Piornal, Barrado, Cabrero, Casas del Castañar, El Torno y Rebollar. El recorrido lineal es una ruta paralela al río Jerte, siguiendo la N-110. Empieza en Valdastillas y pasa por Navaconcejo, Cabezuela del Valle, Jerte, Tornavacas y Puerto de Tornavacas. Tiene unos 30 km de recorrido.

Mirador de la Memoria Valle del Jerte

Un lugar emblemático para admirar las inmensas vistas del Valle del Jerte es el Mirador de la Memoria, donde en 2008 se pusieron las meláncolicas esculturas en memoria de los ‘Olvidados’ del artista Francisco Cedenilla. Un buen sitio para tomar un refrigerio es su merendero.

Dónde dormir

En toda la zona hay una gran oferta de hotelitos y casas rurales, muchas de ellas excelentes, tanto por su ubicación como por la belleza de sus vistas. Destacamos cinco.

Finca El Carpintero, una casa señorial.

Alberga un jardín con una piscina al aire libre y vistas espectaculares a las montañas. Sus habitaciones presentan una decoración rústica preciosa.  Sirven el desayuno en un salón acristalado que hay junto a los campos donde pastan las vacas. También hay un salón amplio con chimenea y sofá. Incluyen TV, conexión Wi-Fi gratuita y un baño privado. Está situada en Tornavacas, a 4 kilómetros de la localidad de Jerte.

Casa Bethona, muy acogedora.

Está ubicada en una calle histórica de Jerte y a 100 metros de una piscina natural. Este establecimiento ocupa una casa restaurada que data del siglo XVI. Dispone de apartamentos muy bonitos, equipados con un dormitorio con 1 o 2 camas y salón con sofá. La zona de cocina incluye fogones, microondas y cafetera. Algunos tienen balcón privado. Alberga, además, una biblioteca con encanto, un patio compartido y un jardín con árboles frutales.

Apartamentos Rurales la Vega del Jerte.

Se sitúa en las estribaciones de la Garganta del Infierno. Todos los apartamentos están en la planta baja y disponen de vigas vistas de madera y zona de cocina con microondas, vitrocerámica, utensilios de cocina y lavadora. La zona de salón comedor está equipada con sofá y TV, mientras que el baño incluye ducha. Hay WiFi gratuita. Las vistas son espectaculares.

Dispone de bar/cafetería con una zona de barbacoa compartida de uso gratuito. Se pueden practicar varias actividades en los alrededores: senderismo, equitación, escalada o natación en la piscina natural El Nogalón.

Hospedería Valle del Jerte

Dispone de piscina y solárium compartidos. Alberga un bar restaurante y ofrece conexión WiFi gratuita en todas sus instalaciones. Sus habitaciones presentan una decoración moderna y suelo de parquet y cuentan con aire acondicionado, TV de pantalla plana, minibar y baño privado con ducha.

El establecimiento también dispone de recepción 24 horas y zona de salón/TV compartida y su personal puede ofrecer información turística sobre la zona.

La Hospederia Valle del Jerte queda a 10 minutos en coche de Tornavacas y a 38 km de Plasencia, y en los alrededores pueden practicarse actividades como ciclismo y senderismo.

De Aldaca Rural

Este precioso establecimiento, magníficamente decorado, se encuentra en Jerte y cuenta con un jardín y un restaurante. Tiene terraza, salón compartido y bar. Hay conexión WiFi gratuita. Las habitaciones disponen de baño privado y algunas tienen vistas a la montaña. Todos los alojamientos del De Aldaca Rural están equipados con TV de pantalla plana. Se encuentra a 7 km de la reserva natural Garganta de los Infiernos.

De todas formas, y si no os cuadra la época de la floración de los cerezos, no dudéis de las maravillas de esta comarca para hacer un escapada imborrable.

Chema Rodríguez

Escrito por
Hace 6 meses
Etiqueta: , , ,

Apúntate a la Newsletter

Regístrate con

Calendario de Eventos

« agosto 2019 » loading...
L M X J V S D
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
12
13
19
20
21
22
23
26
27
28
29
30