Escapada a la ‘aldea de Astérix y Obélix’ en Extremadura

Ubicada en el valle de Jálama

2720
Escapada para hablar A Fala

Situada al noroeste de Cáceres, y dentro de una comarca extremeña, Sierra de Gata, se puede considerar como la aldea de Astérix y Óbelix española, debido a que dentro de esta región se habla una lengua desconocida para el resto del mundo. No es que este idioma se extienda por la península ni mucho menos, solo se habla en tres pequeñas localidades lo que hace que sea de vital importancia la conservación de esta lengua autóctona, un vestigio lingüístico amenazado por el olvido y el paso del tiempo.

Sus naturales hablan ‘a fala’

Nos referimos a los habitantes de tres localidades rurales a pocos minutos de la frontera con Portugal: Eljas (As Ellas) y San Martín de Trevejo (Sa Martín de Trevellu), las tres ubicados en el Valle de Jálama (Xálima), donde hablan ‘a fala’ -el habla traducido en castellano-. Al igual que el castellano, gallego y catalán, procede del latín por lo que se considera una lengua romance. Esta lengua minoritaria, que no minorizada, ya que la utiliza alrededor del 80% de sus habitantes (más de 6.000 hablantes), vive en un enclave montañoso de la zona, que de alguna manera aislaba a sus residentes sin ser nunca un lugar de paso para los foráneos.

Aunque cada localidad tiene un dialecto diferente ( valvideiru -hablado en Valverde-, mañegu -hablado en San Martin- y lagarteiru -hablado en Eljas-), es una diferenciación curiosa si se tiene en cuenta que no hay ni diez kilómetros en total de distancia entre ellos. De cualquier forma es una lengua hablada por la mayoría de sus habitantes, pero sufre de castellanismos y la falta de reconocimiento fuera de la comarca a pesar de su declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) por la Junta de Extremadura hace casi dos décadas.

Bien merece una escapada

Es muy común relacionar un lugar con personas o personajes conocidos, un hecho que obviamente le da cierta relevancia turística a dichos sitios. Para muchas personas ese es el argumento ideal para realizar una escapada hacia esos destinos, y en España se da este caso muy particular, como consecuencia de su lengua conservada por sus habitantes.

Las similitudes entre estos lugares y las clásicas historietas de origen francés creadas por René Goscinny son innegables, aunque en ellas no viven personajes pintorescos con una fuerza sobrehumana tras beber una pócima, por lo que muchos curiosos y fans de la misma suelen viajar hasta allí.

Quienes están familiarizados con la historia de Astérix saben que el personaje vive en una aldea gala, pero no es el caso del Valle de Jálama, ya que esta tiene raíces portuguesas y gallegas, lo mismo que el mencionado idioma. Una escapada rural para quienes gustan de lugares con abundante presencia de rincones naturales y también de esa tranquilidad que es tan difícil de encontrar en las grandes ciudades.

Cómo llegar al Valle de Jálama desde Madrid

Para llegar hasta el Valle de Jálama desde Madrid en automóvil, la ruta más rápida y accesible para hacerlo es tomar la carretera A-5 hasta Extremadura y desde allí tomar la EX-A1, lo cual demanda unas 3 horas y 30 minutos aproximadamente.