Buscando
Por favor espere

Cómo hacer más fácil el regreso a las aulas

consejos para la vuelta al cole
1 StarKid2 StarKids3 StarKids4 StarKids5 StarKids (43 votos, promedio: 4,84 Starkids de 5) De su VALORACIÓN a este sitio
Cargando…

Consejos para los primeros días de clase

Begoña Castellanos

El verano llega a su fin y, grandes y pequeños, retomamos la rutina; los niños, su regreso (o incorporación) al cole o a la educación preescolar. Los más chiquitines, los que se estrenan en la guardería, apenas son conscientes hasta que la mano de papá o mamá se suelta de ellos. Afortunadamente en nuestro país contamos con excelentes (y cariñosos) profesionales en estos centros.

En su primer día, salvo los bebés de 0 a 1 año, es recomendable que lleven su juguete favorito, aunque en la guardería cuenten con muchos; esto les hará sentirse algo más ‘seguros’. Según la psicóloga y psicoanalista Blanca Munguía Benito*, su peluche, su muñeca, su pelota es en realidad “un objeto transicional, que les ayudará a esa necesaria separación”. A los mayores de 6 años, alumnos de educación primaria, se les suele hacer más cuesta arriba el retorno, por muchas ganas que tengan de ver a sus amigos. Hay algunas pautas que ayudarán a que todo sea más fácil. La primera, según Munguía, “desdramatizar”.

consejos

Ajuste de horarios e incentivos

Tras algo más de dos meses de juegos, vida al aire libre, trasnochar más de la cuenta… no hay más remedio que, paulatinamente –con una semana basta-, reajusten los horarios. Es bueno que adelanten su hora de levantarse y también la de cenar y acostarse, porque así el madrugón del primer día de clase se hará menos duro. Como todavía gozamos de buen tiempo, los peques que no llevan uniforme, podrán vestirse los primeros días con su ropa favorita de vacaciones (los colores alegres ayudan). Si llevan uniforme siempre hay alguna manera de incentivar: mochila de estreno, una cinta o lazo nuevo en el pelo de las niñas, un colgante o pulsera…

Es menos preocupante que un niño llore al llegar al colegio, porque donde no pone palabras pone llanto

En la semana previa es fundamental el diálogo con ellos. “Pero –señala Munguía- la vida de todos está jalonada de pequeñas separaciones. Los padres tienen que tener claro que los hijos tienen que soltar amarras y que está en juego facilitarles la entrada en la vida, porque el cole, la sociabilización son un bien”. Hay que recordarles los mejores momentos del curso anterior, alabar sus méritos y, sobre todo, hablarles de sus amigos y compañeros. “Pero, sobre todo –apunta la psicóloga-, si tienen miedo a la vuelta al cole hay que escuchar los motivos, porque el dolor no hay que hacerlo desaparecer, hay que aprender a canalizarlo. Hay que privilegiar la palabra y la escucha”. Según comenta la especialista, “es menos preocupante que un niño llore al llegar al colegio, porque donde no pone palabras pone llanto”. Con el tiempo y la escucha todo se va normalizando.

Establecer pequeñas metas

Es importante que, mientras el buen tiempo acompañe, fijemos planes para el fin de semana: visitas al zoo, excursiones, museos y zonas recreativas aún por descubrir. Aunque es algo que, según Munguía, se debe mantener durante todo el curso escolar. Eso les hará más llevadera la semana, descontando los días para su objetivo del finde. También ayuda preguntarles por las vacaciones de sus compañeros, por sus nuevos profesores y sus aulas. Y, algo fundamental, los padres deben evitar hablar de su estresante regreso al trabajo. “No hay que transmitirles hiperactividad –apunta la psicóloga-, hay que desdramatizar tanto la vuelta al cole como al trabajo”.

consejos niños desayunan madre

Desayunar con ellos –sin prisas; merece la pena adelantar un poco el despertador- y hablar sobre la planificación de día –sin estrés- es muy recomendable. Como su jornada escolar es larga e incluye ejercicio físico, el desayuno es importantísimo. Aunque lleven un bocadillo o un tentempié para el recreo, debe ser equilibrado: fruta, leche, cereales y/o algún hidrato de carbono (un panecillo o tostada).

Hablando de ejercicio físico, aparte de las clases de gimnasia o el deporte que realicen según el programa escolar, está bien que los padres animen a los niños a practicar alguno más, de su elección, fuera del horario lectivo. Las actividades extra escolares –como ésta- son importantes, pero tampoco es conveniente que llenemos sus tardes al completo con ellas. Es bueno que ellos participen en la elección de las mismas y que, como ocurría cuando sus padres eran niños, tengan tiempo para los juegos.

*Blanca Munguía Benito ejerce como psicóloga y psicoanalista en Madrid (Telf.: 617 99 84 87).

Etiqueta: , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies