Popeye’s Village, un pueblo mediterráneo de película

1335
malta pueblo popeye´s village

Se acercan las vacaciones de Semana Santa, tiempo ideal para viajar a lugares diferentes y, en cierta medida, lejanos. Hoy os traemos un pueblo bañado por las aguas del mar Mediterráneo, idóneas para el buceo, y que a los peques les resultará súper ‘chulo’ y divertido de visitar, Popeye’s Village. Situado en Anchor Bay -Bahía de Ancla-, al noroeste de la isla de Malta, es un pueblo de pescadores con aguas cristalinas y construcciones pintorescas, solo que fue fundado en los años 80 por nada menos que Walt Disney y Paramount Pictures.

Como curiosidad, ha sido reconocido en el primer puesto por su belleza en la revista de turismo Road Affair, que elaboró una lista con los 25 pueblos más bonitos del mundo a principios de 2022. Por cierto, en el puesto once se encuentra una localidad española situada en la provincia de Málaga. El pueblo se llama Júzcar y está dentro del Valle del Genal. ¿Os suena?. Tal vez por su nombre no, pero si os decimos que es ‘La Aldea Pitufa’ de Andalucía, seguro que sí.

Un pueblo de película

Se trata en realidad del espectacular set de cine en el que se rodó Popeye, la película musical de 1980 realizada por Robert Altman y protagonizada por un jovencísimo Robin Williams, y basada en el cómic de E.C. Segar. Con madera que tenían que traer de Canadá y Holanda dado que en Malta no hay bosques, durante meses los carpinteros de Hollywood estuvieron trabajando para levantar el pueblo de Popeye, también llamado Pueblo de Sweethaven por su nombre en la ficción. Era el pueblo a donde llegaba Popeye el marino, dejando un rastro de botes de espinacas tras de sí, en busca de su padre desaparecido. La idea era darle al pueblo un aire típico americano de los años 20.

Incluso construyeron un enorme dique en Anchor Bay para proteger el lugar de la fuerza del mar. Allí podrás ver a los famosos personajes del cómic de Popeye: Olvia, Bluto, Cocoliso, Pilón… Actualmente se ha convertido en un museo al aire libre y parque de atracciones abierto al público.

Actividades y atracciones que encontrarás

Popeye’s Village es una de las principales atracciones turísticas de Malta, especialmente destinada a un público familiar. Abierto al público los siete días a la semana y, además del set para la película, tiene muchas atracciones. Hay espectáculos, paseos y museos, así como casas de juego donde los niños pueden escalar y explorar el pueblo. Los niños también pueden conocer a los personajes principales del espectáculo como Popeye, Oliva Oyl, Bluto y Wimpy.

Lógicamente lo primero es un paseo por el Popeye’s Village para conocer este set de cine. Después puedes tomar un barco, paseo de 15 minutos por Anchor Bay, con vistas al pueblo de Popeye desde el mar. Bañarte en las piscinas para adultos y para niños, con trampolines y castillos acuáticos, hamacas y sombrillas. Visita al Museo del comic de Popeye. Durante tu visita podrás disfrutar de espectáculos en directo protagonizados por los personajes del cómic de Popeye y juegos, como Mini Golf. Acceder al cine para conocer la historia de la película “Popeye” y como se hizo.

Si vas por Navidad, no puedes dejar de visitar también la ciudad de los juguetes de Papa Noel, donde se puede ver a los más de 200 duendes animados que preparan los juguetes para los niños de todo el mundo.

Cómo llegar al Pueblo de Popeye

La forma más fácil y rápida de llegar al parque de atracciones de Popeye es en coche, aunque también puedes hacerlo en autobús desde diferentes puntos de la isla.

Horarios del Parque

El horario de apertura del parque de atracciones es desde las 09:30 a las 17:00; excepto en noviembre, enero y febrero que abre hasta as 16:300. En los meses de agosto y diciembre amplia su horario de cierre hasta las 19:00.

Planifica tu viaje a Malta

Nuestra amiga Silvia Nieto, de la Agencia de Viajes Inturismo (CICMA 878) de Madrid, una empresa familiar con más de 25 años de experiencia en el sector turístico, nos da una serie de claves a la hora de organizar un viaje a Malta.

Lo primero, para estancias inferiores a 90 días, como documentación solo necesitas el DNI o pasaporte en vigor para ciudadanos españoles; y si eres residente legal en España, el pasaporte y Tarjeta de residencia en vigor. En cuanto al idioma, son cooficiales el maltés y el inglés. Así que si hablas o balbuceas algo de este último no te será difícil entenderte.

Malta es un país integrado en la CEE. Por tanto, no tendrás necesidad de hacer cambio de divisas para viajar allí, porque su moneda oficial también es el euro (€). A lo que Sivia nos comenta «en Malta no opera ningún banco español pero las tarjetas más extendidas (VISA, Mastercard) son aceptadas en la mayoría de establecimientos».

Dado que seguro viajareis con móviles o tablets, hay que tener en cuenta que el suministro eléctrico es de 220/240 voltios como en España, pero es requerido un adaptador de enchufe de tres clavijas, similar al sistema británico. «Es recomendable viajar con adaptadores, aunque es sencillo y barato adquirirlos en el mercado local» añade Silvia.

Otra de las recomendaciones que nos da, sobre todo si vas con niños, es que lleves la Tarjeta Sanitaria Europea vigente. En el marco de la pandemia COVID, los requisitos de entrada varían en función de la situación epidemiológica.

Durante la entrevista, Silvia nos resalta que, para moverte por Malta, «lo mejor que puedes hacer es alquilar un coche, ya que de esta forma podrás recorrer la isla cuando quieras, sin pensar en horarios». Tu carnet de conducir español o el carnet internacional es válido allí. Y añade, «¡No olvides que por su pasado británico conducen por la izquierda!». Si te decides por el transporte público, los autobuses tienen frecuencias altas en los meses de verano. En cuanto a los taxis nos dice: «que negocien tarifas y condiciones antes de montarse pues hay muchos taxistas que no conectan el taxímetro».

Más actividades chulas para hacer con peques

Como buena profesional, Silvia recopila la información que le hacen llegar sus clientes en sus viajes, lo que le permite darnos referencia de otros puntos de interés para tu visita en familia. Cuatro son las referencias que nos da para abrir boca:

  • Recorrer la Valletta o visitar las tres ciudades (Senglea, Copiscuoa y Vittoriosa) y descubrir la historia del pequeño archipiélago y la influencia de los Caballeros de la Orden de Malta.
  • En el noroeste de la isla nos encontramos con la ciudad amurallada de Mdina, dónde los más pequeños podrán aprender de la historia medieval de la isla, jugando entre los muros. Los más valientes pueden visitar el Museo de las Mazmorras de Mdina.
  • En el suroeste, cerca de las cuevas de Ghar Hasan, pueden pasar un rato divertido en el Playmobil Fun Park.
  • Y por último, en el Noroeste de la isla, en St. Paul, pueden visitar el Malta National Aquarium. O mejor, ¿por qué no aprovechar algunas de las excursiones a Gozo o Comino y probar haciendo snorkeling en sus aguas cristalinas para ver a algunos de los animales en su propio entorno?

Dónde alojarse

La oferta hotelera de la isla de Malta es muy amplia y, aunque algo inferior a los estándares españoles, de buena calidad. En los meses de verano, las playas de Silema o Mellieha son una buena opción pero algo más cara y sobrecargada de visitantes.
La Valetta es una ciudad histórica ideal para alojarse durante todo el año y que puede servir de punto de partida para las distintas visitas que organicéis, sobre todo de las que Silvia nos ha recomendado.

Cómo llegar

Desde las principales ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia) existen conexiones directas a Malta. Pero nos recomienda que consultes con una agencia de viajes, ya que os pueden ofrecer paquetes de viaje con todo incluido -hasta el coche de alquiler-. Es la mejor manera de viajar sin complicaciones de última hora.